domingo, 26 de octubre de 2008

¡Los tunos de "El Pie de la Cuesta"!

Ricos tunos blancos.
Foto Google

El tuno es una fruta deliciosa, cuya planta, en forma de matorral o de árbol, se le denomina tunera. A cada uno de éstos les llamábamos plantones y a sus hojas, palas.

A mi padre le encantaban los tunos, tanto los amarillos como los blancos, éstos son más pequeños y azucarados. Sin embargo, los amarillos son más jugosos y de mayor tamaño.
Pala de tunera.
Foto Google

Él siempre plantaba tuneras en cada una de sus fincas, donde recogíamos excelentes tunos, pero en verano hacíamos un par de excursiones al Pie de la Cuesta, en el Hoyo, camino a Mogán, puesto que allí se encontraban los más exquisitos.

El día señalado pasábamos a recoger a Juan Rodríguez, amigo de mi padre y propietario de esa finca, y nos dirigíamos en la camioneta, ataviados con ropa adecuada, hacia ese lugar. Debíamos estar muy bien protegidos, ya que las tuneras tienen muchas púas. A pesar de eso, terminábamos todos espinados y con las pinzas que cada uno llevaba, realizábamos una meticulosa labor de limpieza.

Alguna vez nos caímos en redondo sobre las tuneras, por lo que ya no nos cabía una espina más.

Íbamos provistos con baldes y cestas y, como la recolección era abundante , teníamos para una semana, pues los conservábamos en la nevera. También regalábamos a los vecinos y a los amigos .

Una vez terminada la recogida de la fruta, la colocábamos en el suelo y la barríamos con un escobillón para quitarle las púas, luego la introducíamos en agua para que se desprendieran todas.

De las tuneras obtuve mis primeras pesetas, pues recogíamos cochinilla y luego la vendíamos en la tienda de Martel.

La recolección de la cochinilla no nos costaba mucho trabajo, puesto que éramos expertos en andar entre las tuneras. Sólo teníamos que raspar las palas con un palito e ir introduciendo el producto en los frascos.

¡Hoy en día, al recordar El Pie de la Cuesta, se me hace la boca agua pensando en tan deliciosos tunos!

15 comentarios:

Adrisol dijo...

hola Juan!!!
me encantó tu relato de niño!!!
cuántos recuerdos vuelven a mi mente, leyendo los tuyos.............
algunos que ya ni recordaba!!!!
gracias por este relato que me llevó a buscar a mi niña que estaba escondida en lo más recóndito de mi ser...............
un abrazo desde Argentina.......

Juan dijo...

Adrisol

Estos relatos me producen una gran satisfacción, pues son recuerdos que se encuentran en lo más profundo de mi alma y siempre quisieron salir.
Ánímate a escribir algunos recuerdos de tu infancia, seguro que nos gustará leerlos.

Un abrazo.

el piano huérfano dijo...

Me haces recordar mi infancia, en Israel la hemos comoido mucho, sobre todo es buena fría fría.

yo te doy un beso pero no tan frio.

Bego dijo...

A mi me los traen mis padres, y que ricos están, este año he visto tuneras cargadísimas de tunos y la gente no se molesta en cogerlos, los ves como se van estropeando y al final caen al suelo.

Saludos.

CONRA dijo...

Hola Juan Antonio:
Que ricos higos tunos o de pico... a mi me gustan más los amarillos, no obstante los blancos también están ricos. En verano fresquitos de la nevera saben a gloria.
Como siempre me encanta como vives los recuerdos y como los narras.
Gracias por los mensajes que me dejas en mi blog, tu cercanía se nota en la distancia.
Desde tus islas muchos abrazos. Dale a Drako una fuerte caricia.

Nati dijo...

Hola Juan Antonio(Tamaran), me gusta tus recuerdos de niñez en tu hermosa isla. Tu perro
Drako es precioso. Villarica tambien es un lugr de la naturaleza espléndido.Además locuentas todo muy bien.
Nati

Juan dijo...

El piano huérfano

Me alegro que los hayas comido, así sabes lo deliciosos que son. A mí me encantaba ir a cogerlos a las tuneras, limpiarlos y comerlos fresquitos, por la mañana temprano.

Un abrazo.

Juan dijo...

Bego

Mi padre nos partía los tunos, eso le encantaba, y hacernos tortillas de carnaval, freirnos papas y hacernos unas deliciosas tortillas españolas.

En Telde hay un rico gofio, mi hermana va a comprarlo al molino, yo lo he probado, es delicioso.

Un abrazo para ti y para toda tu familia.

Juan dijo...

Conra

Mi padre prefiere los blancos, pero a mí me gustan más los amarillos.

¿Eres de La Laguna? Es una ciudad que me encanta. He estado por ahí muchas veces, pues un hijo mío estudió en la Universidad y le íbamos a visitar.
Gracias por enviarme el cariño isleño, el sabor del mar y de las montañas canarias envueltos en tus mágicas letras.

Un abrazo.

Juan dijo...

Nati

Me alegro que te guste mi casita. Siempre está abierta para cuando quieras visitarme.

Un abrazo.

Colo dijo...

Hola, buen díaaa...

Qué ganas de comerrrr, aquí en mi pueblo hay muchas plantas y en el mes de febrero estan maduros los frutos, me encantan!

Muy bueno tu espacio!

Cariños!

Juan dijo...

Colo

Qué rico que tengas tunos cerca de tu casa. Si estuviera cerca, seguro que me invitarías a recoger algunos para comerlos fresquitos. Jejeje.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Como son las cosas; entro en internet para localizar a un amigo "Pepe el de la cochinilla", y me encuentro este magnifico blog.
Aunque no nacido en la Aldea me siento aldeano por parte de padre y madre. Sobrino de "Tente" y nieto de "Don Teofilo".
Te felicito por tan estupendo trabajo.
Miguel Angel

Anónimo dijo...

Si supieras como localizar a Pepe el de la cochinilla que lleba productos de 150, te lo agradeceria.
Erbaria@hotmail.com

Anónimo dijo...

Si supieras como localizar a Pepe el de la cochinilla que lleba productos de 150, te lo agradeceria.
Erbaria@hotmail.com