lunes, 15 de noviembre de 2010

La Aldea de San Nicolás. ¡Unos billetes para la iglesia, por favor!


El Gobernador Civil, don Antonio Avendaño Porrúa, ante el micrófono; a su derecha, don Federico Díaz Bertrana, Presidente del Cabildo de Gran Canaria; don José Perera, coadjutor; don José Rodríguez Marrero, Alcalde de La Aldea y don Miguel López, cura párroco.

En La Aldea se estaba construyendo la iglesia nueva por los años 60 y los curas, don Miguel y don José, se afanaban en conseguir el dinero necesario para tal fin. Con motivo de la visita de las autoridades nacionales y provinciales al pueblo, para hacer el seguimiento de la construcción de las presas, don José Perera pensó que era el momento de recaudar importantes fondos. Así que cuando estaban reunidos, sacó su gorrito y lo pasó a modo de cepillo. Al llegar al Ministro de Obras Públicas, don Jorge Vigón, éste muy serio le dijo: ¡Primero vamos a llenar la barriga, luego veremos los asuntos de Dios!

No obstante, el cura siguió con su acción y consiguió unos buenos billetes para la iglesia.

4 comentarios:

Patricia dijo...

Bonita historia, me traslade a esos tiempos de curas y gobernadores reunidos en un mismo salon, ahora como que casi ni se hablan. Lo que si no cambio son las recaudaciones por la iglesia y la actitud "esquivadiza" al gasto de los politicos je je
Linda foto de antanyo,
besos,

Soñadora dijo...

Jajaja, muy graciosa la frase del Ministro preocupado de llenar la barriga.
Besitos,

La Gata Coqueta dijo...

La sonrisa

Se acerca
el fin de semana

Y ello hace
que sienta la necesidad

De robarte
el gesto de la sonrisa

Para llevarla
prendida en mi pecho

Y recrearme
de la agradable sensación

Que has acumulado
durante el resto de los días
pensando en su llegada...

¡Gracias por tu sonrisa!
Que a colmado mi espacio vital

¡Feliz fin de semana para ti
y para aquellos que te acompañan!

María del Carmen
18-11-10

Titina dijo...

Todos los amigos de Gianna estamos en un grupo en facebook.com
por favor, buscanos como titina1958@gmail.com
o Gianna en nuestro recuerdo.
Gracias