lunes, 22 de diciembre de 2008

La Aldea de San Nicolás- La finca de Castañeta


Higuera de higos blancos
La finca de Castañeta es un lugar entrañable, del que tengo muchos recuerdos. Desde pequeño estuve muy relacionado con ella.
Se encuentra situada entre el Barranco de Tejeda - La Aldea, y una cadena montañosa.
Los primeros recuerdos que tengo es cuando caminaba con mi padre entre los tomateros, que ya estaban "amarrados al burro", esto quiere decir que se encontraban ya a la máxima altura. Yo iba delante de él. De buenas a primeras miraba hacia atrás y ya no lo veía. Mi alma daba un vuelco, de miedo. Yo gritaba llamándolo:

-Papaaaaaa

Y el aparecía siempre sonriendo:

-Estoy aquiiiiiiiii.

Y así se repetía una y otra vez hasta que me di cuenta que era un juego entre ambos.

Finalmente llegábamos a una enorme higuera de higos blancos que me parecía un gigante de grandes brazos. Bajo su sombra nos sentábamos a comer unos deliciosos higos.

Durante la zafra del tomate se cosechaba mucha fruta que era recogida por los camiones en grandes cajas. Terminado el periodo de los tomates se plantaba millo (maíz).
Siempre se recogía gran cantidad de piñas, mazorcas. Luego se hacían juntas entre los medianeros, vecinos y familiares para desgranar el millo.

Una vez me pareció tan enorme la cantidad de piñas que le dije a mi madre:

-Mamá, mamá, papá es rico.

-¿Y de qué, mi niño? -Me preguntó ella.

-Yo, feliz, le respondí:

-De palotes (llamados carozos, piezas que quedan tras desgranarlas).

A un lado de la finca mi padre construyó un hermoso gallinero del cual estábamos todos orgullosos. En cierta época se escuchó que había un ladrón de gallinas rondando por el pueblo. Yo, ni corto ni perezoso, me fui al gallinero y clavé unos palitos delante de la puerta para que el presunto ladrón no pudiera abrirla para robarnos las aves.

Gracias a Dios que aquel sujeto no apareció por allí.

¡Bendita inocencia!
.
Foto tomada de la Red

12 comentarios:

mara y cuyá dijo...

esa inocencia que aún llevas en vos...y que me enternece tanto Juan!!!...bonitos, bonitos recuerdos. Un abrazo grande colmao de buenos deseos para ti

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Juan...

Bendita inocencia, ojalá perdurara en nosotros por siempre.

¡Feliz Navidad!

Un abrazo.

Bego dijo...

Hola Juan.

Paso a saludarte y desearte una feliz Nochebuena y una hermosa Navidad.

Un abrazo.

Nerina Thomas dijo...

Bello tu vivir. Hermosos tus recuerdos. Tu historia cuenta cien mil vivencias!Gracias Juan por tantas de ellas!
un abrazo amoroso para ti

Juan dijo...

Mara y Cuyá

Rafael

Bego

Nerina

Les agradezco vuestra compañía y cariñosas palabras.

Un abrazo y Feliz Año Nuevo.

sinespacio dijo...

Hola Juan, parece que tu infancia fué una época entrañable, que bonitos recuerdos...
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...

Antonio; lo que más me gusta de esta tu casa es que tengo la sensación de que estas alli y no aquí, es muy fuerte.

Como te esplicas, es igual que cuando yo estoy alla y tengo visitas y estan hablando largo y tendido del mijo de los medianeros de los tomateros de la zafra de los barrancos que todos tienen nombre y apellido de las tuneras de las higüeras que yo tengo bastantes también, es que lo paso genial leyendote.

Bueno te deseo una salida y entrada de año donde todos los deseos te sean cumplidos y no voy a decir más, porque realmente con la salud ya es suficiente y a veces escasea... a mi por lo menos últimamente.

Un fuerte abrazo con el cariño y e respeto debido.

Nos veremos el año próximo si Dios nos lo permite.

Soñadora dijo...

Juan Antonio, que grato es leer tus recuerdos de infancia, se siente que fue un ambiente realmente hermoso!
Muchas felicidades para tí en este año 2009, que siempre tengas mucha Paz.
Besitos,

moksha dijo...

Bendita inocencia, que ojala perdure para no perder nuestro asombro ante la vida.
FELIZ AÑO, PARA TI Y LOS TUYOS!.
Un abrazo, bello caballero.

La Gata Coqueta dijo...

Hola Juan Antonio, paso a decirte que cuando puedas y desees te pases por la gatera, en ella he dejado unos detalles para ti.

Un abrazo y hasta otro momento.

icue dijo...

Esos recuerdos y la añoranza de un padre hablan de un ser con corazón y enamorado de las tradiciones, enhorabuena y un abrazo

Monica Alvarez dijo...

Juan Antonio:

estás participando en la mejor cosecha de todas.La cosecha de los recuerdos,de la memoria,de tu historia personal,esa que nos acompaña de cierta edad en adelante y que nos otorga felicidad.La infancia que recuerdas tiene candor y ternura.
Saludos desde Chile