sábado, 15 de noviembre de 2008

Nueva visita a la ciudad

Foto: Puente de Piedra y Catedral de Las Palmas de Gran Canaria

-Mañana tengo que ir a Las Palmas, ¿te gustaría acompañarme!?- me preguntó mi madre.

Yo exclamé muy feliz: ¡Desde luego, me encantaría!

Ya me imaginaba el viaje en el pirata de Paco Matoña, llegar a Camino Nuevo y tomar café con leche y unos ricos churros en la legendaria cafetería Los Ángeles. Toda una aventura para un niño pequeño que rara vez salía del pueblo más alejado de la isla.

Cuando permanecíamos unos días en la ciudad, nos alojábamos en casa de mi tío Fidel, en la calle Juan Rejón, frente al Castillo de la Luz.

Muchas veces jugaba en el parque del castillo con mi primo Fidel. Con él y sus amigos también me iba a jugar divertidos partidos de fútbol en las playas de Las Canteras y Las Alcaravaneras.

Muy cerca se encuentra el Mercado del Puerto. Allí acompañaba a mi madre a comprar pescado a Fortunata, que tenía un puesto de ricas samas. Siempre adquiría una pieza de 10 a 15 kg . Al llegar al pueblo lo freía y nos deleitábamos comiendo de él durante dos o tres días. ¡Qué delicioso era!

Por aquel tiempo en el Puerto de la Luz había un floreciente mercado pesquero, con flotas de todo el mundo. El pescado era muy económico, a unas 7 pesetas el kg, que vendría siendo actualmente a menos de 5 cts de euro. Más tarde España entregó a Marruecos el banco canario-sahariano, de abundante fauna piscícola, y, a consecuencia de esto, subió de precio vertiginosamente, con lo que no se pudo comprar nunca más tantos kgs.

Una visita obligada para los niños era La Plaza de Sta. Ana, frente a la Catedral y al Ayuntamiento, adonde se llegaba cruzando el Puente de Piedra, sobrel el Barranco Guiniguada. En esta plaza hay unas estatuas de perros, en las que los niños nos subíamos a jugar y nos solían hacer fotos como recuerdo.

Plaza de Santa Ana
Tanto el Puente de Piedra como el Barranco ya no existen, en su lugar se encuentra el Acceso a Tafira, por lo que la ciudad perdió el aire romántico que le daban, junto al Puente de Palo.

Luego, después de un largo recorrido por la carretera de las mil curvas, regresaba a La Aldea, feliz de esta nueva aventura en la ciudad.


Glosario


-Piratas. Coches particulares que funcionaban como taxis de forma ilegal y eran perseguidos por la Guardia Civil.
-Nombre de la capital: Las Palmas de Gran Canaria, aunque la gente lo denomina Las Palmas.
-Camino Nuevo: La confluencia de las calles Bravo Murillo con Perojo

-La foto de la Catedral y del Puente de Piedra es del año 1.913, pero perduró la zona sin cambios hasta el derribo de éste.

-Sobre el Barranco Guiniguada se construyó una pista de Acceso al centro de la isla.

Después de construida la circunvalación a la ciudad, se piensa derribar esa carretera para volver a contar con el barranco en su forma original. Solían plantar flores y árboles allí, pero las crecidas por las lluvias se lo llevaba todo al mar.

11 comentarios:

toñi dijo...

Hermosos recuerdos los de la niñez.Debe ser una ciudad muy hermosa,no la conozco pero me gustaria mucho ir alguna vez

María dijo...

No conoía este blog, pensé que se trataba únicamente de premios y regalos, y tengo que decirte que también está genial, como los otros, todos tus blogs son maravillosos.

Tampoco conozco Las Palmas de Gran Canaria, espero alguna vez visitarlas porque debe ser una ciudad preciosa por las imágenes que he visto de ella.

Encantada de descubrir este blog, Juan.

Un beso.

mara y cuya dijo...

Juan
cada uno de tus recuerdos es una caricia y nos muestra por qué tienes tanta paz. Besitos

CONRA dijo...

Hola Juan:
Aquí estoy de nuevo leyendo tus anécdotas infantiles que me encantan, pues como bien valoro, tienen sabor a mar y a terruño.
Me acuerdo de oír nombrar a los coches piratas.
Cuantas veces he paseado por la plaza de Santa Ana, allí también se encuentra el Obispado.
Mi madre solía comprar samas a una señora que venía vendiendo desde el Puerto de la Cruz.
Que tengas una buena semana.
Besitos

Maripaz Brugos dijo...

Juan, que entrañable eres contando tus recuerdos infantiles ...

Me transportan a la infancia, voy hilvanando mis propios recuerdos al leerlos y me doy cuenta una vez mas, de lo que se puede aprender de cada corazon humano...

Un saludo y gracias por compartir esas vivencias tuyas

santiago dijo...

hermosos paisajes
un saludo

Adrisol dijo...

hola juan!!!!!!
me gusta muchísimo cuando cuentas tus anécdotas e historias infantiles........
lo que se siembra de niño, se cosecha de adulto!!!!!!!
por eso tu serenidad y tu corazón tan grande...........

Haideé Iglesias dijo...

Qué bonito es recordar los momentos de la niñez... cuantas aventuras y increibles histoias no nos inventabamos :) que libertad, que grande e importante era todo...
Me encanta saber de tu niñez, es bonito compartirlo...
Un cariñoso abrazo

Beth dijo...

Pero que lindo !
y esas fotos hermosas.

esos recuerdos son tan bellos, simples, que nos llenan de tantas cosas....


gracias x tus palabras en mi blog además :)

un beso enorme.

moksha dijo...

Cuantos historias para recordar. Es la vida simple y dulce.

Colo dijo...

Qué lindos recuerdos! Y muy bonitas las fotos...
Tenes una manera especial de redactar momentos de la niñez!

Besos