martes, 31 de enero de 2012

Playa de La Aldea de San Nicolás


A la Playa de La Aldea donde se une mi espíritu con la esencia aldeana, lugar donde se aquieta el alma, donde navegan sueños e ilusiones pasadas, donde unimos emocionados nuestras huellas a las de nuestros antepasados que nos precedieron en el goce de estos inefables parajes, pero que juntos los recorremos cada día...hasta más allá del fin de los tiempos.

Qué deliciosas aguas, qué espectaculares riscos, qué rincón más hermoso, qué quietud del alma del que disfruta de esa inefable playa. Yo me sumerjo en ese mar en calma para vivir, soñar y amar.

La Aldea de San Nicolás roba mi espíritu, pues siempre vuela mi alma hacia ese regalo de Dios donde regresa el Niño que tanto disfrutó en él.

Foto: Tania Artiles

5 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Leerte siempre ha sido involucrarse en tu relato y disfrutarlo intensamente.
Juan Antonio, un placer pasar por tu sitio.
Mi abrazo amoroso, mi respeto y admiración desde el alma.

Concha Hernández Romero dijo...

Que alegría volver a leer tus escritos, ellos conocen el camino hacia mi corazón y van directos. Gracias y escribe más

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Precioso! Gracias por compartir!! Siempre un grato placer el pasar a leerte y aprender de ti!

Abrazos y besos de luz!!

Beatriz

Soñadora dijo...

Juan Antonio, se te echa mucho de menos, me alegra leerte!
Besitos,

Carole M. dijo...

Hi Juan, thanks for stopping by my blog and I am enjoying your lovely photos here ...