martes, 22 de septiembre de 2009

La Aldea de San Nicolás: El largo camino hacia la democracia


El pueblo expectante a las palabras del Gobernador Civil y del Presidente del Cabildo. Los niños, jóvenes y mayores esperando buenas nuevas por parte de las autoridades. (En la foto me encuentro yo, ¿alguien me puede reconocer? Estoy en tercera fila, a la izquierda.)


Mi generación, los nacidos poco después de terminada la II Guerra Mundial, en la que España no participó activamente, porque estaba desgastada por la Guerra Civil, terminada en 1.939, y por el bloqueo de los países vencedores de la contienda mundial a que fue sometida España, nos criamos en la más absoluta miseria democrática y oscurantismo político.

.En los libros de Política nos explicaban que el Alzamiento Nacional fue bendecido por Dios en beneficio de la Patria, como un acto de salvación nacional.

Tuvimos en el Colegio un profesor, don Juan "El Pipa", que era carismático, un día nos mandó a comprar un cuaderno porque nos iba a dictar apuntes que pensábamos nosotros que nos iba a aportar un poco de luz sobre la situación política.
.
Lamentablemente, el día que ya teníamos el cuaderno abierto para empezar la clase, y que estábamos muy ilusionados, se enfadó con alguien por portarse mal y nos castigó con no hablar sobre el tema. ¿Cogió miedo de tratar aquel espinoso asunto en aquellos momentos en que era prohibido hacerlo? Nosotros nos quedamos muy decepcionados.
.
Recuerdo unos pocos años más tarde, siendo ya un muchacho, que le pregunté a un humilde trabajador que tenía cierto parentesco conmigo:

-Santiago, ¿es verdad que José Antonio Primo de Rivera fue fusilado por los rojos por culpa de Franco?

Éste se quedó lívido y musitando dijo:

-¡Yo no he escuchado nada! Y se marchó raudo para evitar complicaciones con la Guardia Civil..

Cuando llegaban las autoridades provinciales de visita, o algún Ministro de Franco, nos alentaban a salir a la calle a darles la bienvenida y demostrarles nuestro agradecimiento por su labor.
.
Un acto increible y valeroso, que quedó en mi mente, fue cuando el señor Juan Suárez, primo de mi padre, en plena Dictadura, salió a la calle con motivo de un referéndum, protestando a gritos por la chapuza que se estaba realizando y dando vivas al comunismo. En toda mi vida nunca vi personalmente a un hombre tan arriesgado y valiente defendiendo la democracia y sus ideales, teniendo en cuenta el férreo control a que estaba sometido el pueblo.
.

Intervino la Guardia Civil, pero no sucedió nada. Probablemente le "sugirieron" que se metiera en su casa.
.
Más tarde, con motivo de la Promulgación de la Ley Orgánica del Estado nos pegamos a los transistores para poder captar algún atisbo de democracia.
.
Yo creo que no éramos muy conscientes de ésta, pues una vez me preguntó una señora alemana si creía que había democracia en España y yo le contesté que creía que sí.
.
De pequeños estuvimos afiliados a la OJE (Organización Juvenil Española). Éramos aleccionados con las normas y canciones del Régimen. No obstante eso, fuimos muy felices, puesto que salíamos del pueblo todos los domingos en el camión de la Organización, conducido por mi tío Fidel, para participar en campeonatos de diversas modalidades deportitivas. Era todo una fiesta, durante todo el trayecto nos lo pasábamos cantando y divirtiéndonos. Para todos nosotros era un auténtico premio salir del pueblo, ya que muchos no teníamos posibilidad de hacerlo de otra manera.

Posteriormente me di cuenta que no hubo democracia hasta unos años después de haber fallecido el Dictador.
.
Ahora me percato de lo que es la democracia, el valor que tiene la libertad, la división de poderes y el control efectivo al ejecutivo por parte de la oposición. De ahí que esté en contra de cualquier tipo de dictadura, no importando qué ideología, ni motivaciones tuvieren.

.A pesar de no haber democracia, fuimos felices en nuestra Aldea. Sólo me pesa en el corazón no haber podido hacer nada en contra de la remodelación de la antigua Iglesia de La Aldea y de la Plaza, y de la utilización de parte de la piedra de Risco Redondo para transformarla en gravilla para asfaltar las calles del pueblo, dejándonos heridos para siempre, al Risco y a nuestra alma. En aquellos tiempos nadie osaba levantar la voz ante las decisiones oficialistas, so pena de terminar entre rejas.
.


11 comentarios:

Juan dijo...

Dvd360_180 ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La Aldea de San Nicolás: El largo camino hacia la ...":

Muy buen post! Gracias por compartir este pequeño trozo de historia. Saludos desde Arucas!

Adrisol dijo...

primero...no te reconozco!!mil perdones...

segundo...gracias por difundir esta parte de la historia,desde adentro.....
al menos para mí,fué conocer la verdad de todos los hechos!!

gracias por difundir, amigo
siempre aprendemos de tu mano..

un abrazo enormeeee

María del Carmen dijo...

HERMOSO POST!!!
MIL GRACIAS POR DIFUNDIR LUGARES.

GRACIAS POR COMAPRTIR

LE DEJO MI SALUDO Y MI PAZ
MARYCARMEN
WWW.WALKTOHORIZON.BLOGPSOT.COM

Soñadora dijo...

Me encanta cuando compartes recuerdos de tu época juvenil, lo haces muy vívido!
Besitos,

lola dijo...

Hola, gracias por pasar por mi blog y por tus palabras. Mi padre tenía un primo en La Aldea que fue médico de ahí, Paco León.
Saludos!

Bego dijo...

Me encanta como relatas todas tus cosas.

Serás quien se ve de perfil, al lado del señor con gafas de sol?

Un saludo desde tu isla.

Juan dijo...

Bego

Estoy en la misma fila, pero casi totalmente a la derecha, un poco oculto.

Un abrazo.

Juan Antonio

RECOMENZAR dijo...

Siempre que llego sprendo te dejo besos

maracuyá dijo...

Ay, ese miedo que meten las dictaduras!!!...cuánto debemos cuidar la democracia, imperfecta, injusta, muchas veces...pero quien ha vivido en dictadura sabe que no hay punto de comparación...

Juan, sos el que está al lado del señor de brazos cruzados?...jajaj, bueno, no sé, no te reconozco.

Abrazos.

Juan dijo...

Susy

Estoy a tu derecha, en tercera fila, con la cabeza ladeada para poder ver algo (mi barbilla está oculta detrás del niño de cuello blanco.)

Un abrazo

toñi dijo...

Me encanta saber cosas de nuestra historia. Lamentablemente nuestra historia está llena de tantas injusticias que da mucha pena saber cuantas personas y cuantas cosas las han sufrido.

Gracias por tus palabras tan cariñosas por el cumpleaños de mi niño

Un beso Juan