domingo, 18 de enero de 2009

Néstor J. León y Oscar Valencia unen al pueblo con su música

Es una gran honor que me han hecho al enviarme las dos canciones de La Aldea, que saldrán en sus próximos Cds, y que me han hecho emocionar. Ya las había recibido anteriormente, pero estaba madurando la contestación, quería hacerlo con tranquilidad, sin dejarme llevar por las emociones del momento.

Yo les agradezco infinitamente todo lo que hacen por nuestro pueblo, la música alegra el corazón y une a los aldeanos con el terruño que nos vio nacer, y nos sentimos orgullosos de todos los hijos del pueblo, que aun fuera de su cobijo, luchan por él, sintiendo sus raíces en el fondo de su alma.

Ustedes dos son amantes de la música y amantes de La Aldea, esa conjunción hace que produzcan canciones entrañables que llegan al pueblo. Tengo que contarles que me alegro que sean ustedes los que potencian la unión entre aldeanos por la musica y por el arte en general. Hay otros, afortunadamente, que lo hacen en distintas facetas artísticas.

El contacto con ustedes se remonta a los viejos tiempos en que asistíamos al colegio Sagrado Corazón de Jesús.

Miguelito León, el padre de Néstor, tenía una horchatería, que yo visitaba con asiduidad. Hasta después del advenimiento de los helados de marca, seguía siendo fiel consumidor de sus helados artesanales. Una vez me lo comentó:

-Juan Antonio, eres uno de los pocos que no han sucumbido a la nueva moda de los helados.

Él fue autor de la música de la canción Playa de La Aldea, escrita por don Tomás Fernández.

Luego Néstor, su hijo, siguió sus pasos en la música, teniendo que buscar nuevos horizontes en el Líbano, la Suiza de Oriente Próximo, en aquellos tiempos. Cuando regresó, y por insistencia de su padre, terminó la carrera de Magisterio, para continuar dedicándose a la música como docente y como pianista y compositor.

Fuimos vecinos en La ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, donde conocí a su esposa e hijos. Ahora me entero que su hijo Rayko es profesor de música y compositor, y su hija Ithaysa también es docente en el Conservatorio de la capital.

Me quedo contento, pues los conocí de pequeños y veía la dedicación de sus padres en su educación y asistencia al Conservatorio.

Por lo tanto, son tres generaciones de amantes de la música y compositores: Miguelito, Néstor, Rayco e Ithaysa.

A Oscar Valencia lo conozco desde que estudiamos en el colegio. Era un chico inteligente y muy aplicado. Luego empezó su carrera musical con el conjunto aldeano Los Grajos, grupo muy popular por la calidad de sus canciones y por ser el primer conjunto que se fundó en La Aldea.

También compuso entre otras canciones Soy Aldeano que es una de las más populares y que nunca falta en ninguna fiesta del pueblo.

Cuando tuvimos que emigrar a la ciudad seguimos teniendo esporádicos contactos en partidos de fútbol sala o de billar, donde lo pasábamos muy bien.

De esta forma Néstor y Óscar siempre han sido mis amigos y colegas, unidos por el entrañable amor que profesamos a nuestra querida Aldea.

14 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Juan...

Mucha unión y amor por el terruño encuenro en las líneas de tu entrada, es muy bueno que artistas importantes se acuerden de su querida aldea y le rindan homenajes.

Todo eso genera lazos de unión y de confraternidad entre los pueblos.

Cordial saludo.

Adrisol dijo...

lindo que artistas no olviden su origen...........gracias por compartir tus historias de la niñez!!!!!!!!

un abrazo grande

La Gata Coqueta dijo...

Lo que si es cierto es que la música allí sale por los poros del cuerpo a todos o casi todos.

De echo cuando estoy siempre veo dos programas que hay en la TV, a la semana, que ahora quiero recordar los nombres y no soy capaz y segun dicen uno de ellos ya lleva en antena casi treinta ños.

Y oirlos cantar es una delicia y no me pierdo ninguno y si no ese día hay que acostarse primero para no lo no perder.

Los programas los van haciendo... uno ya lo recuerdo, La bodeja de Don Julian y como decia los hacen en diferenes pueblos cada emisión, y es precioso y seguro que desde ahí lo veras también porque a vees dicen que les mandan recuerdos y si lo ven mejor o peor.

Un abrazo amigo Juan Antonio, siempre que te leo tengo la sensación que estas aquí, de bien que lo vives, por eso el Canario no se que tiene que siente mucha más morriña que ningun otro de otra autonomia Española.

Hasta pronto nos vemos.

mara y cuyá dijo...

Qué especial eres juan...
siempre presente en tu tierra, con tus amigos, con tus recuerdos, con la naturaleza, el lugar donde ahora vives...Ayyy Juancito, te quiero mucho.

Enrique García Valencia dijo...

Yo pensaba que era el único incondicional y devoto peregrino de la "Horchatería Central", ya veo y leo que no.

Nunca dejé de beneficiarme con los helados de Miguelito León,a pesar de los atractivos "kalises" industriales siempre fui fiel a aquella esquinilla tan entrañable para mí; pero... en unas vacaciones que volví a La Aldea (mi gozo en un pozo), me encontré que ya habían cerrado definitivamente.

Hay un escrito en Artevirgo donde manifiesto mi afición al rico mantecado de aquella casa; se titula "MAYO", échale un vistazo que almó puede gustarte.

Un abrazo con sabor a deliciosa granizada, con textura de pajita vegetal sacada de un envoltorio de papel blanco que se soplaba, con sentimientos de añoranza, con...(un beso para Jorge-nieto).

Soñadora dijo...

Juan Antonio, cuanta unión se respira en tu Aldea, con razón alberga tu corazón tanta nobleza y sensibilidad.
Besitos,

Natacha dijo...

Vengo a agradecerte tu cariño en mi blog. En los momentos así, todo se agradece.
Un beso, amigo
Natacha.

mara y cuyá dijo...

Juan...ya te he dejado el comentario sobre esta entrada, pero es que no me aparece la actualización de HOLA. Cuando quiero entrar me dice que el blog no existe. Será un problema mío?
Intentaré mañana.
Besitos

Bego dijo...

Juan paso a dejarte un saludo.
Buen fin de semana.

moksha dijo...

Agradezco mucho tú compañía y apoyo.
Vengo a dejarte un abracito.

Marga Fuentes dijo...

Gracias. Me ha encantado.
Te seguiré.
Un abrazo

Nerina Thomas dijo...

Celebro oontigo tan encantador obsequio. Disfrutalo y gracias por compartirlo y por hacernos conocer la historia.
un abrazo cálido

Sue dijo...

Vine compensar sus visitas y comentarios…
Mui bello esto sitio.
Beso.

La Gata Coqueta dijo...

Juan Antonio, paso a saludarte y desearte una feliz semana recordando todas aquellas vivencias, que tienes tan claras de tu bella isla.

Un abrazo de corazón.
Has puesto la Esperanza con mucho cariño, así nos lo trasmites.